Nuestro país posee una gran riqueza cultural que se manifiesta en la historia de sus pueblos y en la variedad de lenguas y costumbres que caracterizan nuestra identidad nacional. Esta diversidad se reconoce en el artículo 2º de la Constitución Política.

Desde que los primeros habitantes nómadas llegaron al actual territorio que ocupa la República Mexicana, hace aproximadamente 30 mil años, los hombres y las mujeres han dejado rastro de su existencia en los primitivos asentamientos humanos a lo largo de nuestro país, así como en las ciudades y centros ceremoniales que construyeron los distintos grupos étnicos.

Estas culturas nos dejaron huella de su sabiduría y conocimientos transmitidos de generación en generación, a través de diversas formas de enseñanza según la época: leyendas, costumbres, códices, pinturas, formas de organización para el trabajo, la producción, etcétera. Parte de ello se ha encontrado alrededor de los sitios arqueológicosy ciudades que nuestros ancestros nos heredaron. Hoy en día, ese enorme acervo se trata de rescatar, proteger e interpretar para comprender mejor nuestras raíces y nuestro pasado prehispánico.

Con la llegada de los españoles a nuestro territorio, las culturas nativas se transformaron debido a la conquista militar, a la imposición de una reciente ideología y a la necesidad de adaptarse a las nuevas circunstancias para su supervivencia. Estas culturas indígenas se conservan hasta la actualidad y han surgido otras nuevas que, a lo largo de los últimos cinco siglos, se han derivado del contacto y la relación entre diferentes pueblos. Al fenómeno de coexistencia de diversos pueblos con culturas diferentes se le llama multiculturalidad.

El reconocimiento de nuestras raíces y de las culturas indígenas actuales debe ser parte de la base de nuestra convivencia para construir la sociedad y el país que queremos: intercultural y democrático.


El INEA, a través del eje de Cultura ciudadana, te invita a conocer este material educativo y a compartirlo con tus familiares, amistades y personas del lugar donde vives. Trabajar en línea representará una oportunidad para conocer nuevas opiniones e intercambiar puntos de vista e ideas con otras personas como tú.